El proceso productivo

El proceso de fabricación del tablero de fibras duro se caracteriza por no utilizar adhesivos artificiales para enlazar las fibras de madera, utilizando agua como vehículo transportador de las fibras. El producto final presenta un color marrón oscuro originado durante la polimerización de las ligninas y los azúcares a altas temperaturas así como unas marcas características en una de sus caras por haber descansado sobre una malla metálica durante parte del proceso.

Clasificación
La madera es recepcionada en las instalaciones de Betanzos HB y es clasificada y almacenada en el parque de madera.
Astilladora
La producción comienza con el troceado de la madera en rollo para convertirla en astillas.
Precalentado
Estas astillas se cuecen con vapor de agua a alta temperatura para deshacer las fibras de madera y obtener la lignina, el adhesivo natural de la madera del eucalipto.
Desfibrado
Rotura mecánica de las astillas para obtener fibras.
Dilución en agua
Las fibras son diluidas en varias etapas.
Máquina formadora
Las fibras suspendidas se introducen en la máquina formadora por vía húmeda, de donde se obtiene una manta húmeda.
Corte
Esta manta se corta a la medida de la prensa, se coloca sobre una tela de drenaje, y se introduce en la prensa.
Prensa
La prensa escurre parcialmente el agua y la evapora parcialmente, debido a las altas condiciones de presión y temperatura del proceso. La unión entre las fibras para formar los tableros es posible gracias a las propiedades termoplásticas de la lignina procedente de la madera.
Tratamiento térmico
Los tableros son sometidos a un tratamiento térmico con el fin de conseguir las elevadas propiedades de resistencia físico-mecánicas del tablero.
Humidificación y corte
Posteriormente, los tableros son estabilizados en humedad (6% de humedad) y clasificados y cortados a medida para acabar el proceso de producción.
Transformados
A demanda de los clientes, los tableros se pintan, cortan, perforan o lijan para su uso en diversas aplicaciones.
Almacén
Tras la producción, son almacenados y preparados para su expedición a todo el mundo.

La planta en cifras

La planta de Betanzos HB fue construida en 1975 por el Grupo Tafisa bajo el nombre de Tradema para la producción de tableros de fibras de alta densidad por vía húmeda. En 1993 fue adquirida por el Grupo Sonae Industria, que en 1997 pasa a denominar la planta como Tafiber.

Betanzos HB inicia su actividad de producción de tablero de fibras en mayo de 2015 tras adquirir los activos industriales propiedad de Sonae en la localidad de Infesta.

Área total 245.000 m²
Área cubierta 19.911 m²
Capacidad HB 75.000 m³/año
Capacidad línea de pintura 35.000.000 m²/año

Parque de madera.

Desfibrador.

Máquina formadora.

Manta húmeda.

Prensa.

Clasificación.

Cámaras de temple.

Almacén.